Wolfenstein II: The New Colossus

No deja de ser extraño pensar que, hasta hace poco, masacrar nazis fuera una forma perfectamente aceptable de pasar la tarde. Es un testamento en cuanto a la forma en que miramos el entretenimiento está cambiando, que llevó a una discusión sobre si el contenido que es Wolfenstein II: The New Colossus es realmente aceptable o no. Por la parte que nos toca, sin embargo, no tenemos ningún problema en reducir estos nazis a pedazos en la piel de B.J. Blazkowicz. Para el héroe de Wolfenstein, es más un trabajo, y el trabajo parece estar funcionando bastante bien.

wolfenstein II juego

Cuando escribimos un análisis, consideramos una serie de contextos y perspectivas, y por eso es natural que esas opiniones cambien con el tiempo. Es lo que nos sucede con Wolfenstein: The New Order. Mirando a nuestro análisis a ese juego, no podemos dejar de pensar que fuimos un poco injustos con la forma en que lo criticamos. La verdad es que, dentro de un espíritu muy específico del género, Wolfenstein: The New Order cumplió su papel, y esta secuela va mucho más allá de lo que ese juego logró.

Wolfenstein no es un juego que se toma muy en serio, y lo mismo es cierto para esta secuela. Se trata de la historia de un grupo de resistentes ultra exagerados, que están tratando de liberar a Estados Unidos de la fuerza invasora de los nazis, equipados con tecnología insana. Esto, claro, en una versión alternativa de la historia, en que Hitler ganó ventaja después de haber conseguido acceder a armas tecnológicas de gran poder. Es todo un poco ridículo y absurdo, pero también divertido, y adoramos acompañar esta narrativa sorprendente a lo largo de la aventura.

Wolfenstein II: The New Colossus es también un juego que no cayó en la tentación de incorporar un modo multijugador a los tres golpes. Es toda historia, y eso nos sirve perfectamente. La campaña es fantástica, con momentos de acción furtiva, grandes explosiones, villanos exagerados, armas gigantes, y una narrativa que nos agarró con toda su absurdidad. Hay aquí algunos momentos de completa insanidad, pero la oportunidad de ver a EEUU en una perspectiva diferente es también interesante. El juego tiene sus momentos de satírica política, y no teme recordar que el héroe salvador de un lado, puede ser el malvado terrorista del otro.

El guión de Wolfenstein II es brillante, dentro del espíritu exagerado que referimos, pero son las interpretaciones de los actores que ayudan a vender este universo al jugador. Van a conocer varios personajes memorables, de los dos lados de la barricada, todas con personalidades muy marcadas. Machine Games logró crear un buen equilibrio entre la urgencia y la humanidad, y los sucesos completamente absurdos que muestra al jugador.

También hay que elogiar el lado más técnico del juego. Wolfenstein II es un juego con excelente grafismo, y además de todo detalle, corre a unos fluidos 60 frames por segundo. El diseño de los personajes, de los enemigos, de los escenarios, y de las armas, todo dentro del espíritu futurista que marcó los juegos anteriores, es también memorable.

La acción de Wolfenstein II es caótica e intensa, pero también hay momentos de alguna explotación y hasta acción furtiva. La inteligencia artificial se ha mejorado con respecto al juego anterior, y ofrecen un desafío interesante, que se puede ajustar a través de varios grados de dificultad. Si eligen un enfoque furtivo, pueden pasar algunas de las secciones de tiroteos, pero Wolfenstein II está perfectamente preparado para acomodar a quien prefiere un enfoque más directo y explosivo.

La jugabilidad y los controles son excelentes, dentro de este género específico de acción en la primera persona. En términos de retroalimentación de las armas y de los enemigos, es extremadamente satisfactorio, una sensación reforzada por la calidad de los efectos sonoros. Wolfenstein II no tiene un abanico muy extenso de armas, pero las que están presentes han sido bien trabajadas, y cada una puede ser modificada por el jugador.

Cuando el juego arranca, B.J. está en un estado de incapacidad, con poca salud y movilidad. Esto cambia más tarde, y van a tener la oportunidad de reforzar el personaje con una de tres habilidades poderosas. Pueden optar por salto doble, entrar en espacios reducidos, o reventar ciertas paredes, y cada una ofrece diferentes posibilidades tácticas. Por lo que hemos visto, todos los niveles se han diseñado con las tres capacidades en mente, lo que significa que tendrán siempre opciones independientemente del poder que han elegido.

Los niveles en sí son enormes, y hay una gran variedad de ubicaciones. Algunos objetivos son un poco vagos, y el terreno a veces es menos accesible de lo que desearíamos, pero en una perspectiva general, el diseño de los niveles es fantástico, sobre todo en términos de secuencias de acción. Los mapas en sí son también ricos en detalle, y se benefician de una excelente atmósfera. Si les gusta explorar y buscar secretos, también hay aquí muchos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

|