Bloober Team: Basado en Blair Witch

El Bloober Team se ha hecho famoso en los últimos años con el lanzamiento de juegos como Layers of Fear y Observer, que muestran un enfoque muy específico en los juegos de terror. Esto le ha dado la oportunidad de producir un juego basado en el universo de la bruja de Blair, y además con una historia completamente original.

El estudio parece estar más cómodo con los juegos en primera persona y ha mantenido esta tendencia en Blair Witch, pasado en el bosque de Burkittsville en Maryland. Aquí tomará el control de Ellis, un hombre con un pasado perturbador y un perro llamado Bullet, que decide ir al bosque en busca de un niño desaparecido. Todo está sucediendo en 1996, dos años antes del acontecimiento de la película original.

A lo largo de su búsqueda del niño, Ellis compartirá con el jugador recuerdos de su pasado, revelando poco a poco cómo él y Bullet llegarán a este punto en el tiempo. Es importante, sin embargo, no hablar mucho más de la historia, ya que ese es uno de los puntos clave del juego, y con una duración de unas cinco horas, no hay mucho que desarrollar sin revelar demasiado.

Todo lo que necesitas saber es que, además de Bullet, estás completamente solo y vulnerable en un bosque que se ha cobrado varias vidas. Esta premisa es quizás el punto más fuerte de Blair Witch, perfecto para un juego de terror. Por ejemplo, en interiores saben de dónde puede venir algo, pero en medio del bosque la situación es mucho más tensa, ya que el amplio espacio y la oscuridad son perfectos para intensificar la paranoia del jugador.

Aunque el bosque es un espacio abierto, el juego puede guiar al jugador de una manera algo sutil y efectiva. No utiliza flechas ni nada de eso para señalar el camino, sino más bien detalles del escenario que llaman la atención del jugador sobre el rumbo a seguir. Esto no significa que no haya momentos en los que puedas perderte, pero en su mayoría no en tus sentidos frustrados, y todavía puedes descubrir algunos secretos cuando dejas el curso más obvio.

Como te puedes imaginar, Blair Witch es un juego muy oscuro, y sólo una linterna y la visión nocturna de la cámara te ayudan a ver con un poco de claridad. Esto crea una experiencia muy tensa, ya que hay algo realmente peligroso en el bosque, lo que nos lleva a uno de los defectos del juego: los monstruos.

Estas criaturas no son plenamente visibles, y se manifiestan principalmente en forma de siluetas y sombras, pero uno de los grandes secretos de la película Blair Witch fue precisamente el hecho de que no mostraba ningún tipo de criatura. Sabíamos que había algo ahí fuera, pero no sabíamos qué. La buena noticia es que estos monstruos son usados de manera espaciada, y no son agresivos hasta el punto en que se vuelven molestos. Incluso cuando lo hacen, Bullet advierte al jugador de su presencia y posición. Uno de los momentos más efectivos es cuando los monstruos son invisibles, y el jugador tiene que usar la cámara para tratar de entender su posición y evitarlos.

Esto, desafortunadamente, nos lleva a hablar de uno de los puntos más molestos de la experiencia – las secciones sigilosas donde el jugador pierde inmediatamente tan pronto como es visto. En este caso, es necesario seguir un rastro dibujado por la cámara, pero el hecho de que los enemigos estén tan cerca de ese rastro termina haciendo de estos momentos un ejercicio de frustración. Ver a un monstruo saltar en tu personaje por quinta vez es la receta correcta para que la tensión y el nerviosismo sean reemplazados por la irritación y el aburrimiento.

La bala es otra parte vital del juego y una de las mayores formas de interacción que tiene el jugador. Tendrás acceso a una rueda de mando que te permitirá gritarle a Bullet, pedirle que sienta, que siga o que busque. A veces aparecía junto a nosotros con objetivos que había descubierto, incluyendo algunos elementos vitales para la historia. Y sí, también puedes acariciar al perro y ofrecerle galletas.

La bruja de Blair también tiene algunos mecanismos ocultos que determinarán el progreso de la historia y su conclusión. La forma en que tratan a Bullet, las decisiones que toman, la regularidad con la que utilizan sus teléfonos móviles y el número de tótems destruidos son factores que contribuyen al desarrollo de la historia.

Otro componente de la jugabilidad son los rompecabezas que encontrarás en el camino, algunos físicos y prácticos, otros un poco más sobrenaturales, como usar una imagen de cámara donde una puerta está abierta para abrirla en la vida real, por ejemplo. Es una mecánica un poco extraña, pero tiene sentido considerando que estamos hablando de un mundo donde parte de la premisa es precisamente tratar de entender qué es y qué no es real.

Los puzzles nunca nos parecieron fuera de lugar, y todo está contextualizado adecuadamente en el universo de la bruja de Blair. Es una experiencia de juego inmersiva que crea momentos de tensión, no porque haya tantas reuniones o momentos de miedo, sino porque estarás anticipando la mayor parte del tiempo lo que va a suceder a continuación. Los fans de la película también apreciarán la oportunidad de explorar la casa original, muy detallada en el juego.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

|